LOS SISTEMAS TRANSACCIONALES FINANCIEROS

El mundo de las finanzas ha sido invadido por un conjunto de personajes que no sólo han alterado un mercado bien organizado, sino que lo han infectado de noticias escandalosas que solo han servido para confundir y asustar a los profanos en la materia.

Con el fin de entender rápidamente las falacias que se manejan en este mercado, vamos a comenzar por un ejemplo muy sencillo, la televisión digital. El cambio de la televisión analógica a digital se informó más de 20 años antes de que finalmente se impusiera, y se comenzó a cambiar 12 años antes de que el cambio fuera totalmente efectivo y se desconectara el sistema analógico. Si revisáramos la transición de los combustibles con plomo a sin plomo, los tiempos, incluso han sido mucho más largos. Es decir, un cambio radical en los sistemas financieros y de transferencias es en sí una comunicación absolutamente inviable y falsa.

Un segundo aspecto es el cambio del sistema de orden internacional o de regulación internacional. Volviendo a los mismos ejemplos y en este caso revisando el mundo del automóvil, lo entendemos cuando vemos todos los cambios en las infraestructuras y los propios vehículos, el mercado ha evolucionado radicalmente y aceleradamente, pero los organismos de legislación, las normas de circulación y la emisión de los permisos de circulación siguen teniendo la misma base de control, independientemente que haya nuevas normas, nuevos sistemas de evaluación, tecnologías que se han incorporado, … . Pero lo más importante es que la base y los organismos regulatorios siguen siendo los mismos. Pues bien, en esa misma línea, el intentar romper con los sistemas regulatorios y las normas de actuación financiera, pueden ser la utopía de más de un antisistema, pero no es más que eso, la utopía, los órganos regulatorios siempre estarán ahí, y muy al contrario, irán actualizándose para tener más control de los sistemas transaccionales.

Aunque en algunas ideologías, esto lo consideran falta de libertad, que son sistemas totalitarios de gestión y control, la realidad nos ofrece una visión mucho más acertada y correcta de los sistemas financieros. Si no existiera un orden y una regulación sobre el sistema financiero, todas las actividades ilícitas, y no hablo de las drogas, hablo del tráfico humano, del esclavismo, de los abusos, del tráfico de armas y de productos más peligrosos, incluso, todas esas organizaciones, podrían desarrollarse impunemente, ya que uno de los organismos que mantiene mayores barreras a este mercado, imposible de eliminar, es el mercado financiero, la bestia negra de todas esas organizaciones ilícitas. Es por ello, que cuando se habla de romper con los sistemas de control actual, a parte de ser otra quimera, afortunadamente, no es tan sencillo, ya que si no, las organizaciones más peligrosas del planeta podrían circular libremente impartiendo otro orden mundial, del cual ninguno estamos interesados en retornar, el caudillismo del más fuerte.

En resumen, todos los sistemas, como los que actualmente se habla, tales como el QFS, son elementos, en muchos casos, falsos, y en otros casos, sacados totalmente de contexto y manipulados a voluntad de los ignorantes intrusos en el mercado financiero. Ante noticias que informen del cambio de sistema financiero, lo mejor es ignorar al que las comunica dado que demuestra, no sólo ignorancia, sino falta de sentido común, pues como hemos explicado aquí con otros ejemplos, no hay que saber de finanzas para entender que los cambios mundiales en cualquier materia son lentos y siempre gestionados por los mismos entes regulatorios que los han dirigido históricamente.